Muchos estudios revelan que el perro no solamente es, como se suele decir, el mejor amigo del hombre, sino además un compañero que, al criarlo, trae múltiples beneficios más que importantes a nuestra vida. Debemos estar muy agradecidos de estos cuadrúpedos que se destacan por su lealtad y que mueven la cola cada vez que nos acercamos.

Tener un perro y poder criarlo cuando somos niños es la experiencia más gratificante que pueda haber, es una relación irrompible y duradera, es la compañía perfecta y una manera de crecer en armonía con los demás. Nuestro perro es nuestro confidente, un verdadero amigo a quien podemos recurrir cuando estamos tristes o contarle nuestras pequeñas travesuras.

Pero no todo queda ahí, en la actualidad es posible revelar una vez por una todas las contribuciones a la salud que recibimos de ellos.

Beneficios de criar un perro

Dentro de los beneficios para nuestro desarrollo podemos mencionar:

– Los niños que se crían en un entorno donde hay un perro sufren menos alergias y desarrollan inmunidad para el resto de su vida.

– Se sabe también que algunas afecciones en los adultos disminuyen gracias a la compañía de un perro y está comprobado que bajan los niveles de triglicéridos y el colesterol, mejorando así la calidad de vida.

– Dependiendo de la raza y el tamaño de tu perro, otro beneficio es la seguridad que te brinda ya que el ladrido fuerte de tu mascota puede espantar a cualquier ladrón.

– Otro beneficio de criar un perro, sobre todo para el adulto mayor que sufre de Alzheimer, es que puede disminuir la posibilidad de un ataque gracias a la compañía de sus mascotas. Asimismo reduce los niveles de estrés.

– Salir a pasear con tu mascota, independiente de tu edad, favorece tanto a la salud mental como física y se van reforzando los lazos con tu perro.

¿Quieres saber de nuestros cursos?

/*despliega menu*/